REFORMEMOS EL ISLAM (HIRSI ALI, AYAAN / Galaxia (DNE))
Imprimir

REFORMEMOS EL ISLAM

HIRSI ALI, AYAAN / Galaxia (DNE)

Artículo: 12276
ISBN: 9788416252749
País Impresión: ES / 2017
Colección: VARIOS
Encuadernación: RUSTICA
Fecha: 06/06/2017
Precio: $U 670,00
ARTICULO DISPONIBLE


Como continuación de su periplo desde una educación islámica profundamente religiosa hasta un despacho de Harvard, la brillante, carismática y controvertida Ayaan Hirsi Ali lanza un vehemente llamamiento a favor de una Reforma musulmana como única vía para poner fin a los horrores del terrorismo, la guerra sectaria y la represión de la mujer y las minorías.

Durante siglos se ha tenido la impresión de que el islam es inmune al cambio. Sin embargo, Hirsi Ali ha llegado a la conclusión de que la Reforma musulmana es inminente y puede que incluso ya haya comenzado. La Primavera árabe quizá parezca ahora un fracaso político, pero el desafío que lanzó a la autoridad tradicional puso de manifiesto una nueva disposición –especialmente por parte de las mujeres musulmanas– a pensar y expresarse con libertad.

En un valiente desafío a los yihadistas, la autora identifica cinco enmiendas a la doctrina islámica que los musulmanes deben adoptar para alejar su religión del siglo vii y acercarla al siglo xxi. También invita al mundo occidental a que deje de apaciguar a los islamistas. Quienes necesitan nuestro apoyo son los reformadores musulmanes, no los opositores a la libertad de expresión.

A través de un discurso en el que se entrelazan sus propias experiencias con analogías históricas y ejemplos rotundos de sociedades y culturas musulmanas contemporáneas, Reformemos el islam es una exhortación apasionada a favor de un cambio pacífico y una nueva era de tolerancia global. ...

Sobre el(la) autor(a)

HIRSI ALI, AYAAN
HIRSI ALI, AYAAN
 
Nació en Mogadiscio, Somalia, en 1969. Hija de Hirsi Magan Isse, líder político que se enfrentó al dictador Siad Barre, Ayaan recibió una educación islámica ortodoxa y sufrió asimismo la traumática experiencia que como un mal endémico se ceba en la mayoría de las mujeres musulmanas en su más tierna infancia: la ablación.

Con apenas veintidós años, y huyendo de una boda concertada con un primo lejano, recaló en Holanda, donde inició los trámites de asilo, aprendió el idioma en un tiempo récord y cursó estudios de Ciencias Políticas. En 2001 Ayaan se incorporó a la Fundación Wiardi Beckman, tutelada por el PvdA, el Partido Socialdemócrata. A partir de entonces empezó a labrarse una reputación en pro de la defensa de los derechos de la mujer en el ámbito musulmán y vertió sus críticas hacia el islam y sus preceptos, que sumen a la mujer musulmana en un estado de opresión y sumisión que raya en la esclavitud. La elocuencia y claridad de sus ideas causaron un enorme revuelo en todo el mundo islámico, e hicieron pesar sobre ella amenazas de muerte. Decidió abandonar las filas del PvdA para ingresar en el VVD, el Partido Liberal. Elegida en 2003 diputada al Parlamento, siguió denunciando la opresión de la que es objeto la mujer musulmana, hasta que en junio de 2006 dejó su escaño. Antes de que se desatara el debate en torno a su ciudadanía neerlandesa –que le fue retirada y posteriormente devuelta, con la consecuencia de la caída del gobierno– había decidido trasladarse a Estados Unidos, donde actualmente colabora con el American Enterprise Institute, un think tank de tendencia liberal conservadora. En 2007 impulsó la creación de la Fundación Ayaan Hirsi Ali, con objeto de defender los derechos de las mujeres en Occidente frente al islamismo militante.