LENI RIEFENSTAHL (BACH, STEVEN / CIRCE)
Imprimir Ver Primeras Páginas

LENI RIEFENSTAHL

BACH, STEVEN / CIRCE

Artículo: 5224
ISBN: 9788477652618
Tema: NO FICCIÓN. Subtema: Biografía
País Impresión: ES / 2008
Colección: BIOGRAFIA
Encuadernación: RUSTICA
Fecha: 08/05/2008
Precio: $U 1.560,00
CONSULTE DISPONIBILIDAD
CIRCE

En el último cuarto de siglo XX la "nouvelle vague" impuso el auge del llamado cine de autor y el rescate de algunos directores ya casi olvidados. Entre ellos destacó Leni Riefenstahl (1902-2003), que en tiempos había sido la mujer más celebrada de Alemania y la cineasta más famosa del mundo Independiente, enérgica, maniática del trabajo, ególatra y defensora a ultranza de la supremacía del Arte, su obra -relativamente breve- está asociada a una época de horror, el imperio nazi, y a una figura que fue a la vez protector e ídolo: Adolf Hitler. El destino del Reich marcó a Riefenstahl de forma decisiva, y ella, a su vez, fue la encargada de troquelar la imagen del régimen en películas de enorme fuerza visual, donde la belleza física enmascaraba manejos mucho más oscuros. A la luz de una rigurosa documentación, Steven Bach desvela el auténtico trasfondo de la actriz y directora. ...

Sobre el(la) autor(a)

BACH, STEVEN
BACH, STEVEN
 
Steven Bach es un hombre de cine y de literatura. Su biografía de Marlene Dietrich -precisamente, la estrella alemana que, junto con Pola Negri y la sueca Greta Garbo, constituyó la pesadilla de Riefenstahl en su época de aspirante y actriz: ellas consiguieron Hollywood desde Europa- aclaró, entre otras cosas, la postura política del ángel azul, a quien se había acusado injustamente de connivencia con el nazismo. Y su libro, que podríamos traducir como La última toma, sobre La puerta del paraíso, la película más ambiciosa de Michael Cimino, cuenta, desde la perspectiva del productor -Bach era entonces un vicepresidente de la United Artists-, los avatares de un rodaje y varios montajes que debieron ser de infierno. Y que parece que supusieron, además de una enmienda a la totalidad del sueño americano, que eso lo traía puesto la película, un rudo golpe económico para la que había nacido como la productora de los directores. Aquí, según se viene a deducir al final, la biografía de Leni Riefenstahl, además de ser contracara y complemento de la de Marlene Dietrich -en el sentido de que Leni sí era nazi- completa ese intento investigador de Bach: veamos si el arte, y el cine es un arte, tiene un carácter moral. Y, por si acaso, abre este libro con una cita de aviso de Thomas Mann: "El arte es moral en cuanto despierta la conciencia".